Entrevista a Lamine Sarr: “Los pobres no pueden ocupar el espacio público”

Llegamos al local de la marca Top Manta y del Sindicato Popular de Vendedores Ambulantes de Barcelona, situado en la Calle d’En Roig de Barcelona, en el corazón del Raval. Nos recibe Lamine Sarr, miembro del colectivo y de la firma de ropa. Tiene 36 años y llegó a España en 2006 desde Senegal. Lamine nos explica que actualmente hay 6 personas migrantes que trabajan en la marca, algunos en la tienda, otros serigrafiando y otros desde casa. Venden camisetas, gorras, sudaderas y bolsas con su propia marca. El alquiler del espacio lo pagan con los ingresos que generan de las ventas.

¿Cómo empezó el proyecto de la marca Top Manta?

Lo primero que apareció fue el sindicato popular de vendedores ambulantes, que lo formamos en 2015, tras la muerte del vendedor Mor Sylla en Salou. La marca la sacamos en 2017 con unos artistas de Brasil. La presentación tuvo mucho éxito. Vinieron medios de comunicación de todo el mundo, la demanda de ropa subió, pero no teníamos dinero ni para empezar. El dinero lo buscamos cocinando en las fiestas de barrio para poder financiarnos. Las primeras prendas salieron gracias a las jornadas de cocina Tras los Fogones del colectivo Tras la Manta, una red de apoyo contra la criminalización y la violencia racista y clasista hacia vendedores ambulantes en Barcelona. Después nos contactó una revista digital para hacer un proyecto de crowdfunding a través de Goteo. El proyecto ha tenido mucho éxito porque ha participado mucha gente de todo el mundo. Con ese dinero hemos comprado máquinas y hemos podido aprender a hacer el proceso de la serigrafía.

-¿Ha sido fácil poner en marcha el proyecto?
Enviar las “recompensas” del crowdfunding no ha sido nada fácil. Todo eran obstáculos. Teníamos problemas de burocracia, ya que los compañeros que hacen el trabajo no tienen papeles. Además, nos habían denegado el nombre del sindicato. Cuando quisimos crear una cuenta bancaria no podíamos, porque al no tener “papeles” teníamos que ir a la Policía Nacional y eso era un riesgo porque nos podían llevar a un CIE.

Pero hemos luchado para superar todo esto. Y ahora hemos empezado a enviar las recompensas a los 2.500 cofinanciadores. Nos ha representado un trabajo de gestión muy duro: emails para preguntar talla y dirección, confección, envíos…pero gracias al Goteo hemos podido ayudar a los chicos que están en la calle. Les hemos ayudado para que puedan realizar su sueño de vivir aquí, porque para poder tener papeles tienes que residir tres años y tener un padrón.

Tener el padrón aquí es muy difícil, porque si no puedes alquilar o no tienes contrato, ¿cómo lo vas a hacer? Y el tema del padrón sin domicilio es muy complicado. No estamos pidiendo la nacionalidad, pedimos el padrón, que es básico. Por eso, estamos pendientes de crear otra cooperativa que ayude a los chicos a conseguir ese contrato que es tan difícil. Durante estos años hemos hecho muchas cosas: manifestaciones, reivindicaciones… Cerca de 100 manteros han logrado tener los “papeles” con el proyecto de cooperativa que tenemos con el Ayuntamiento y los planes de ocupación.

Además de con la marca, ¿cómo os organizáis?

Por un lado, está el sindicato popular de vendedores ambulantes que es la línea política con la que reivindicamos nuestros derechos. Por otro lado, está DiomCoop, la cooperativa que hemos logrado al principio de la lucha y que ha financiado el Ayuntamiento. Y paralelamente, queremos hacer otra cooperativa desde el colectivo, diferente de la del Ayuntamiento, porque la ayuda de las administraciones es muy lenta, en la que nuestra marca tenga presencia también.

¿Cuáles son los principales problemas que sufrís en la calle como manteros?

Racismo, acoso policial, persecución y ataques mediáticos. Lo que ha pasado hace unos meses en la estación de Plaza Catalunya es un claro ejemplo y es muy vergonzoso. No sabemos a dónde vamos ahora, la política que hay ahora es inadmisible. Si la policía no está aquí para defender a los ciudadanos, no sabemos qué vamos a hacer. El cuerpo policial está haciendo política. Eso es un peligro. Hay partidos de derechas que están detrás de ellos. Los periodistas, que tendrían que explicar la realidad, están también haciendo política. A nosotros lo que nos duele es que nos quieren allí. Nos quieren ver allí para usarnos para su interés, para subir al poder. Nosotros queremos que se acabe la venta de manera positiva. Ellos no. Nos quieren ahí para tener a alguien a quien culpar. Lo que pesa es hacer crecer el fascismo y dividir. Es lo que les queda. No tiene ninguna solución. Intentan meter miedo y generar inseguridad.

¿Qué les dirías a los y las comerciantes que tienen una opinión negativa sobre vuestra actividad en la calle?

Lo que me duele es que no son comerciantes. Sabemos quién está detrás de ellos. Ellos pueden engañar a la sociedad, pero a nosotros no. En general, la mercancía que venden los manteros en la calle no es igual a la que pueda vender ningún pequeño comerciante. Hay políticos detrás de ellos, están “quemado” siempre para ganar beneficios, para lograr algunas cosas más. Mira en el Palau del Mar, ahí estaban vendiendo los manteros. Decían que estaban ocupando el espacio público y que la gente no podía pasar. Ahora los han quitado y han hecho terrazas donde pueden comer los turistas. Entonces, el tema no son los manteros u ocupar el espacio público. El tema es que los pobres no pueden ocupar el espacio público, en cambio, las personas ricas, sí. Están engañando a la gente porque no son comerciantes en realidad.

¿Cuánto puede llegar a ganar la gente que se dedica a la venta ambulante?

Esa pregunta me la hacen mucho. La gente se piensa que nos hacemos ricos. Si fuera así, ya me hubiera ido a mi país. ¿Cómo vamos a estar 12 años en un país sin papeles si ganáramos dinero? Aquí no tenemos vida. Solo estamos trabajando e intentando ayudar a la familia. Si tuviera dinero para irme a mi país y ayudar a mi familia, no me quedaría aquí esperando a los papeles, me iría a mi país a trabajar allí.

Si finalmente Barcelona en Comú gobierna de nuevo el Ayuntamiento de Barcelona, ¿qué le diríais?
Lo que quieren es quedar bien con todo el mundo. Y eso es imposible. Si quieres hacer algo, hay que defender tu postura aunque haya otras personas que se quejen de eso. Pero si tienes miedo de perder, no podrás hacerlo. Si un partido tiene miedo a perder el poder, no va a gobernar como quiere la sociedad. Hoy en día, todos partidos que hay están intentando quedar bien con todo el mundo, y eso es imposible.

¿Tú crees que el equipo de Ada Colau no se ha esforzado para buscar una solución?

No… Sabemos cómo era el partido de la alcaldesa antes. Ahora es diferente. Los partidos políticos pueden llevar con ellos una lucha política, una lucha social, pero cuando llegan al poder intentan negociar con los enemigos, porque tienen miedo a perder.

¿Qué es lo que pedirías al futuro Ayuntamiento de Barcelona?

Que olviden esas mentes colonialistas que tienen. Esta política vieja que existe hay que cambiarla. No podemos seguir así en el siglo XXI. No pueden seguir engañando a la gente. Hablar solo no nos llena la barriga. Tienen que hacer algo concreto. Hablemos de erradicar la venta ambulante. Vale. Pero, ¿cómo? El problema es cómo. ¿Cuáles son sus soluciones? Porque todas son violentas. Todas las policías nos atacan, nos llaman violentos. Y lo que quieren es que la sociedad se enfade con nosotros. Todo lo que teníamos, lo perdemos porque nos atacan y nos pegan. Si nos resistimos van a decir que somos personas violentas, que es lo que quieren. ¿Por qué no nos traen soluciones positivas, soluciones sociales? Nosotros también somos seres humanos, somos de aquí. ¿Por qué tienen que mirarnos como inmigrantes? ¿Por qué no nos miran como personas que formamos parte de esta sociedad?

Los recursos de este país no son los turistas, sino la inmigración. La inmigración trae muchísimo dinero a aquí. Cada año la Unión Europea da mucho dinero a España para la gestión de los inmigrantes, pero el gobierno nunca aclara cómo se gasta este dinero.

¿Qué soluciones propondrías para dar respuesta a la situación que el colectivo de vendedores ambulantes estáis sufriendo?

Hacer proyectos sociales para la gente migrante y eliminar la Ley de Extranjería, que impide tener los “papeles”, sino se demuestra que se lleva viviendo en España tres años. ¿Cómo le dices a alguien que entra a España que tiene que estar tres años aquí sin trabajar? Eso es una violación de los Derechos Humanos. Todos los países que han firmado la declaración tiene que asegurarnos los derechos a poder trabajar, viajar, vivir y pensar. Son derechos fundamentales. Si nos quitan el derecho de trabajar, de viajar y vivir donde quieras, ¿qué nos queda?

El objetivo del político es quedarse en el poder y tener dinero. No les interesa nada más. No les interesa que tengamos una casa, que nuestros hijos vayan a la escuela, que tengan buenos estudios… nada de eso. Ellos quieren ganar más para vivir en el lujo, para hacerse millonarios, para hacer viajes… ¿Cuántas cumbres hacen los políticos como el G20? ¿Qué nos interesa a nosotros lo que salga de esas reuniones? Mientras tanto, la sociedad sigue sufriendo.

 

Nacho Sánchez Valdivia (@nachosanchez23)

Potser també t'interessen...