Borrar las barreras

sahara2El punto muerto en el que se encuentra el conflicto saharaui es más que preocupante. La aparente estabilidad que se vive en los campamentos saharauis corre un serio peligro de venirse abajo. Con el paso del tiempo parece que los saharauis estamos condenados a recibir palmaditas en la espalda, probablemente sin antes ser escuchados. La pasividad de los organismos internacionales (encargados de velar por la paz y la seguridad), los continuos ataques del enemigo hacia los saharauis en los territorios ocupados y las duras condiciones de vida en los campamentos hacen que los jóvenes seamos hoy una bomba de relojería, a punto de estallar.

Y, por si no fuera poco con todos los efectos de la ocupación marroquí, que todas las potencias europeas hacen que sea posible, los saharauis tenemos la desgracia de incluir en nuestro territorio a uno de los muros más largos del mundo, pero quizás el más olvidado. Un muro de 2.720km, con 10 millones de minas rodeándolo (muchas de ellas de producción española) y con una factura de 15 víctimas anuales. Víctimas olvidadas que siguen presentes solo en el corazón de sus familiares.

La Plataforma Gritos Contra el Muro Marroquí (PGCMM) es una organización juvenil nacida el 1 de enero de 2013 a escasos metros de este muro que divide a todo un pueblo. Somos los jóvenes saharauis los que queremos ir tomado las riendas de esta lucha que siglos atrás comenzaron nuestros abuelos. La historia nos ha dejado claro que nadie resolverá nuestro conflicto. Queremos hacer visible este muro tan presente en nosotros. Este muro que influye a diario en nuestras vidas.

En nuestro primer año de existencia hemos propuesto el objetivo de organizar 12 acciones en 12 meses. Con el esfuerzo, la valentía y la voluntad, sobre todo la voluntad de todo un grupo, se cumplió ese objetivo. Todas y cada una de las acciones eran iguales, pero a la vez diferentes. Cada una tenía un significado especial pero con calor, frío, lluvia o siroco, mes a mes, el grupo de la PGCMM estaba cara a cara con la artillería marroquí. Acampadas de hasta cuatro noches, manifestaciones en el mismo muro o debates; este es el contenido de las acciones que organizamos mes a mes.

sahara

El grueso de trabajo está en los campamentos donde se organizan las manifestaciones mensuales. Es sorprendente ver cómo sale todo con tan pocos recursos. Pero en España está el otro pilar de esta organización; otro grupo de trabajo encargado de dar publicidad a todo lo que ocurra en las acciones del muro. La misión de este grupo es llevar el grito contra el muro (que nos une) a todas las partes de España.

Estamos perdiendo la fe en la vía pacífica. No hay duda de esto. Los encargados de hacer justicia han sido cegados por sus intereses, olvidándose de la justicia que les toca impartir. Difícilmente se harán con nuestra confianza. Mientras tanto nos toca actuar, por nosotros mismos. No podremos borrar el muro marroquí de la historia, pero sí de nuestra tierra. Adelante, pues.

M.S.Z.
Plataforma Gritos Contra el Muro Marroquí @GritosContraMur

 

Potser també t'interessen...